Cargando...

Es algo inevitable que debe pasar. Incluso si has sido diseñador durante años. Te encontraras con un cliente que no esta satisfecho con el trabajo que estas haciendo. Les sucede a todos y desafortunadamente más de una vez. Pero por tanto que esto pueda doler. Es necesario para preservar tu reputación y negocio el tratarlo profesionalmente.

Lo primero y más importante. Es no tomarlo como algo personal. Tu trabajo no eres tu, está totalmente separado de ti. Y aunque este concepto puede ser difícil de comprender. Por más que duela y moleste, no interpretes la insatisfacción de un cliente como un insulto personal. Puede que esto incluso no signifique que tu trabajo no sea bueno. Muchos clientes no pueden distinguir entre un trabajo mediocre o excelente. Que al cliente no le guste tu trabajo puede significar que hubo una desconexión entre el cliente y tu. Cuando esto sucede necesitas resolver el problema con el cliente. Ya sea revisando las formas de trabajo y hacer los cambios para evitar que esto suceda de nuevo en el futuro. O al menos reducir la posibilidad.

Primero centrate en este cliente. Si es necesario comienza diciéndote. “Si no está contento no es personal. Necesito tiempo para pensar y más información para entender lo que esta pasando”. Estas en tu derecho de pedir tiempo para pensar o hablar con un colega o mentor. Luego dependiendo de la situación. Tienes algunas opciones para elegir.

No revises tu trabajo si…

Si entregas tu trabajo y el cliente te dice ” Esto no es lo que teníamos en mente. Vamos a buscar otro diseñador.” Puedes ofrecer otra revisión. incluso si todas tus rondas de revisiones se han terminado. Pero si están buscando una salida. Déjalos salir. Puedes decirle esto a tu cliente: “Lo siento si no estas contento con el trabajo realizado y entiendo si deseas terminar aquí. La mejor suerte para ti en el futuro”. Sin embargo si solicitan que reembolses su depósito. Es ahí donde se traza la linea. Especialmente si firmaron un acuerdo que te protege de la situación. Ahora si no firmaron un acuerdo y pagaron un depósito por adelantado. Tienes un problema mayor. Si insisten en un reembolso lo mejor que puedes hacer es hablar con un abogado.

Cuando revisar el trabajo por una tarifa adicional

Si entregas un trabajo y el cliente dice: “Nos gusta, pero nuestro CEO quiere ir en otra dirección”. En realidad este no es un problema para ti. O al menos no debería serlo. De hecho, las cosas en el mundo de los negocios cambian constantemente, así que esto sucede muy a menudo. Cuando el cliente cambia de alcance un proyecto. Aun así tu debes recibir una compensación por tu trabajo. Por supuesto, estarás encantado de proporcionar un presupuesto para el nuevo alcance. E incluso puedes ofrecer descontar un poco de la segunda estimación porque ya has realizado algunos descubrimientos iniciales. Pero depende de ti dejar claro que esto es un adicional.

Puedes decirle esto a tu cliente: “Lo que estas pidiendo ahora no está incluido en nuestro acuerdo original. Estaré encantado de darte un presupuesto para el alcance adicional del trabajo”

Te puede interesar como sobrevivir en un puesto de marketing los primeros 90 días 

Cuando revisar el trabajo sin costo adicional

Si entregas el trabajo y el cliente dice “Esto no esta funcionando” o algo asi de vago. Tu trabajo es diagnosticar el problema. Es posible que necesites ayudar a tu cliente a expresar lo que no funciona. Puedes ser un detective y hacer tantas preguntas como puedas para que puedas encontrar una mejor solución. Todo esto sin tomarlo como algo personal.

Si tu primera reacción es enojarte o ponerte a la defensiva. Espera hasta que estos sentimientos disminuyan. Y luego prueba uno o todos estos enfoques hasta obtener la información que necesitas.

  • curiosidad: ¿Puedes identificar qué aspectos son los que funcionan y cuáles no? ( Puedes darle algunas opciones)
  • Generosidad: Parece que tienes problemas para articular lo que no funciona. ¿ Cómo puedo ayudate a transmitir lo que está pasando?
  • Humildad: Lamento que esto no sea lo que tenias en mente. Juntemos nuestras cabezas y descubramos dónde están los problemas.
  • Humor: Oh-Oh ¿Esta es una de esas situaciones de a mi esposa no le gusta el rojo?

Una vez que resuelvas esta situación inmediata. Dirige tu atención al problema más grande: Hacer cambios en tu proceso para evitar que esto suceda nuevamente.

Por ejemplo, puede que necesites arreglar tu proceso de ventas para aprender a reconocer antes las banderas rojas proverbiales, como una actitud negativa e irrespetuosa o historias de insatisfacción con otros diseñadores. Descubrir al final de un proyecto que este ha tomado la dirección equivocada o no entender lo que queria tu cliente significa un problemas resolver en tu proceso. Puede que necesites obtener la aprobación de tu jefe o cliente sobre los conceptos o composiciones iniciales. Para asegurarte que vas en la dirección correcta en primer lugar.

Ten la seguridad de que esto te sucederá, si es que no te ha sucedido. Entonces, es mejor aprender a manejarlo por el bien de tu carrera a largo plazo.

Te puede interesar este curso de diseño de personajes desde cero